Matylda Getter, el ángel de los niños judíos del Gueto de Varsovia

Matylda Getter (2)

Sor Matylda Getter, Madre Superiora del convento varsoviano de la Orden Franciscana de la Familia de María, fue una de las numerosas heroínas polacas que contribuyeron a salvar a cientos de niños judíos de una muerte segura en los campos de concentración nazis. Durante la II Guerra Mundial participó en numerosas iniciativas destinadas a aliviar a católicos y judíos polacos. Colaboradora de la célebre red Żegota, tras su muerte recibió el nombramiento de Justa entre las naciones por parte de la organización Yad Vashem.

Nacida el 25 de julio de 1870, desde muy joven experimentó una fuerte vocación religiosa. Guiada por su confesor, quien le aconsejó “ayudar a los niños pobres y servir al país”, ingresó como hermana en la Orden Franciscana de la Familia de María, congregación polaca fundada durante los duros años de la ocupación rusa para atender a niños pobres polacos.

Antes de la II Guerra Mundial, Getter ya destacaba por su labor asistencial, habiendo fundado orfanatos y centros de atención a familias en problemas en varias localidades del país.

Ya durante la Guerra, Getter y su orden se posicionaron contra los nazis cooperando activamente con la Resistencia Polaca. La casa provincial de la Orden funcionó durante toda la guerra como centro médico, siendo transformada durante el Levantamiento de Varsovia de 1944 en un hospital.

Getter es especialmente conocida por su papel a la hora de ayudar a niños judíos a escapar del Gueto de Varsovia, colaborando activamente con la Żegota, organización clandestina de apoyo a los judíos. A partir de 1942, decidió que su orden intentaría rescatar a cuantos niños judíos fuese posible. Ayudar a hebreos estaba castigado con la muerte durante la ocupacion alemana, pero aún así ella y su orden lograron rescatar a entre 250 y 550 niños. Una vez sacados a escondidas del Gueto, se les ocultaba en los conventos de la orden, desde donde se les enviaba a vivir con familias católicas. La orden corría con todos los gastos de los pequeños.

Algunos de ellos, como Lila Goldschmidt, la recordaban con emoción:

No olvidaré ese momento en mi vida. La Madre Getter estaba en su pequeño jardín de la calle Hoża. Me acerqué a ella y le dije que no tenía dónde ir, que era judía y por lo tanto estaba fuera de la ley. Entonces ella me dijo: “hija mía, a ti que vienes a mi patio buscando ayuda, en el nombre de Cristo no puedo rechazarte”.

Tras la II Guerra Mundial, Sor Matylda volvió a sus quehaceres cotidianos como Madre Superiora, falleciendo en Varsovia el 8 de agosto de 1968. La organización judía Yad Vashem reconoció a Getter como Justa entre las Naciones, el nombramiento dado a toda persona que se distinguió a ayudar a judíos en la Shoah, el 17 de enero de 1985. En los archivos de la organización constan aún los testimonios de 40 niños a los que ayudó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.