Witold Pilecki, el héroe que desveló al mundo los horrores de Auschwitz

cabecera witold pilecki

El campo alemán de extermino de Auschwitz es uno de esos lugares que, por desgracia, no necesitan presentación. Lugar de tortura y muerte para más de 1.300.000 seres humanos, el régimen nazi intentó mantener en secreto lo que allí sucedía. Gracias a la bravura de Witold Pilecki, miembro de la Resistencia Polaca que se infiltró en el campo de exterminio, el resto del mundo pudo conocer las atrocidades que los nazis estaban perpetrando en Auschwitz.

Primeros años y Guerra Polaco-Soviética

Witold Pilecki nació en Olonets, Carelia (Imperio Ruso), en 1901. Su familia, ferviente nacionalista polaca, había sido deportada allí por el gobierno imperial ruso dado su activismo político. Educado en Vilna (Wilno, en polaco) y, tras residir en varias ciudades rusas, tras la independencia polaca de 1918 vuelve a Vilna, donde se une a la milicia de scouts del ZHP, encargada del desarme de las tropas alemanas en retirada.

Sin embargo, Vilna cae en manos de las tropas soviéticas el 5 de enero de 1919, por lo que Pilecki combatirá brevemente a los bolcheviques en comandos de partisanos. Ya en el marco de la guerra Polaco-Sovietica, en 1920 participará en la campaña de Kiev, en la defensa de Grodno y en la batalla del Varsovia (el Milagro del Vístula). Intervendrá también en la liberación de Vilna tras el motín de Żeligowski (Bunt Żeligowskiego) del 12 de octubre de 1920, el cual llevó a la proclamación de la república de Lituania Central. Dicho estado títere sería anexionado por Polonia el 8 de enero de 1922 entre las protestas del estado lituano, que lo consideraba su capital histórica. Una vez llegada la ansiada paz, Pilecki se incorporó a la reserva con el rango de cabo y dos cruces al valor (Krzyż Walecznych) como condecoraciones.

Vida de un soldado en tiempos de paz

Terminada la guerra, retomó sus estudios, acabando la secundaria (matura) y estudiando agricultura en Poznań. Después retornó a Vilna, donde estudia Bellas Artes en la universidad Bathory hasta 1924, cuando tiene que abandonarlos por su delicada situación económica y el empeoramiento de la salud de su padre. Tras esto, sirvió como instructor militar en Nowe Święcice, para posteriormente seguir formándose como soldado de caballería en la Escuela de Entrenamiento de Oficiales de Reserva de Grudziądz, donde se licenció en 1926 con el rango de subteniente.

castillo de lida

Castillo de Lida, hoy en Bielorrusia. Fuente: Wikimedia.

De nuevo en la vida civil, con sus ahorros recupera la antigua propiedad familiar de Sukurcze, en Lida (hoy Bielorrusia), en 1926. Allí contrae matrimonio con Maria Owstrowska, con la que tendrá dos hijos, Andrzej y Zofja.

Pilecki, de naturaleza inquieta, pronto destacará como un líder de la comunidad, dirigiendo la unidad local de bomberos, y promoviendo una cooperativa agrícola y la creación de una escuela de caballería en Lida.

La invasión nazi-soviética

Witold Pilecki fue movilizado el 26 de agosto de 1939, entrando a formar parte de la 19a. División de Infantería del general Kwaciszewski, la cual será casi completamente destruida tras un combate con los alemanes el 10 de septiembre. Esto forzó a los restantes miembros de la división a replegarse a Lwów, donde se reincorporaron a la 41a División de Infantería. Pero la invasión soviética del 17 de septiembre llevó la rendición polaca del 27 de ese mismo, tras lo cual Pilecki decidió seguir la lucha como miembro de la resistencia. En Varsovia funda la Tajna Armia Polska, el Ejército Secreto Polaco, germen de la futura Armia Krajowa que se creará en 1940.

El prisionero 4859

En 1940, la ocupación alemana se encuentra en su apogeo. En ese año, Pilecki planea infiltrarse en el campo de concentración que los alemanes han construido a las afueras del pueblo de Oświęcim, al que han rebautizado como Auschwitz. Su misión era reunir información sobre qué era lo que sucedía allí, ya que fuera del campo se creía que era un  mero centro de detención, sin sospecharse que fuese un campo de exterminio.

Usando una identidad falsa, la de Tomasz Serafiński, fue arrestado en Varsovia el 19 de septiembre de 1940. Tras pasar por un centro de detención en la capital, ingresa en Auschwitz, donde le identificarán con el número 4859. No saldrá de allí hasta 1943.

foto de pilecki en auschwitz

Foto de preso de Pilecki. Fuente: Wikimedia.

Una vez dentro, organiza la Związek Organizacji Wojskowej (Unión de las Organizaciones Armadas, ZOW en sus siglas polacas), una rama de la Armia Krajowa que actuaba de incógnito en el campo intentando levantar la moral de los presos, distribuyendo comida y prendas introducidas de contrabando, proveyendo noticias del exterior y reuniendo datos de inteligencia sobre Auschwitz. Una de las acciones más notables del comando fue la elaboración en 1942 de una radio fabricada a partir de piezas de contrabando, a través de la cual se informaba a la Armia Krajowa de las torturas infligidas por los alemanes a los presos, del número de llegadas al campo y del número aproximado de personas asesinadas a diario en las cámaras de gas. Dicha emisora fue desmantelada en el otoño de 1942 por miedo a un chivatazo de un traidor.

Precisamente en 1942 será cuando los alemanes aumenten la presión sobre la ZOW, que en aquel momento contaba con unos 1000 miembros operativos. Convencido de que la única opción para los presos de Auschwitz pasaba por una acción militar liberadora de la Armia Krajowa, Pilecki organiza su fuga. Aprovechando que se le había asignado un turno de noche en una panadería fuera del campo, él y dos compañeros, tras neutralizar al guardia que les acompañaba, logran escapar llevando consigo documentos comprometedores robados a los alemanes. Gracias a su increíble sacrificio personal fue ascendido al rango de capitán de caballería (rotmistz).

El informe Witold

the_mass_extermination_of_jews_in_german_occupied.pdf

Portada del informe. Fuente: msz.gov.pl.

A pesar de que la Armia Krajowa tuvo que descartar la liberación del campo tras perder a varias unidades de reconocimiento que trabajaban en la zona, Pilecki no cejó en su empeño de ayudar a las víctimas del horror nazi de Auschwitz. Por ello, redactó el Informe Witold (Raport Witolda, en polaco), en el que detallaba los crímenes que se estaban realizando en el campo, como la selección realizada en los andenes, las esterilizaciones forzosas o los experimentos con prisioneros, y daba la sobrecogedora cifra de 1.500.000 seres humanos brutalmente asesinados al llegar, muy cercana a la cifra estimada de 1.300.000 tras la guerra. El informe fue enviado a los gobiernos aliados, siendo el primero en denunciar la increíble magnitud del Holocausto que se estaba cometiendo contra judíos, católicos polacos, gitanos, homosexuales y disidentes políticos.

El Alzamiento de Varsovia

Witold no detendrá sus actividades tras salir del campo. Consciente de que tras la invasión nazi lo más seguro es que se produjese una soviética, se unió a la NIE (Niepodległość, Independencia), una rama de la Armia Krajowa que se estaba preparando para la temida ocupación.

Durante el Alzamiento de Varsovia, Pilecki se alistó al II Batallón Chrobry como soldado raso, sin revelar su verdadero rango. Sin embargo, los numerosos oficiales caídos durante los primeros días de combate hicieron que saliese a luz su verdadero rango, tras lo que pasó a dirigir una unidad de combate en el centro de Varsovia. El 5 de octubre, tras la evidente victoria alemana, se entrega a un grupo de soldados nazis. Nuestro héroe estuvo preso el resto de la guerra en diferentes cárceles alemanas, hasta que fue liberado por los Aliados el 28 de abril de 1945.

Witold Pilecki podczas sk³adania zeznañ

Pilecki en un momento del juicio al que se le sometió en 1948. Fuente: Wikimedia.

Un juicio injusto y la cobarde ejecución de un héroe

Una vez libre, entró al servicio del ejército del Gobierno Polaco en el Exilio como oficial de inteligencia del II Cuerpo Polaco en Ancona, Italia, al mando del General Anders. Dado que las relaciones entre el gobierno polaco en Londres y el pro-soviético de Bierut se estaba deteriorando notablemente, Pilecki fue enviado a la Polonia ocupada por la URSS para desarrollar operaciones de espionaje en el terreno, cuyo objetivo era saber cómo se estaba llevando a cabo la imposición del comunismo.

Vivirá en el país bajo una identidad falsa y cambiando con frecuencia de empleo. En 1947, había comenzado a recabar información sobre los crímenes soviéticos en Polonia tras la invasión de 1939, pero no pudo completarlo dada su detención el 8 de mayo de 1947, ordenada por el Ministerio de Seguridad Pública.

Acusado de cruzar la frontera de manera ilegal, usar documentos falsificados, conspirar para atar a miembros del gobierno y poseer armas sin autorización, lo que realmente supuso el fin de nuestro héroe fue la acusación de espionaje para Gran Bretaña y para el general Anders. El 3 de mayo de 1948 comenzó el juicio, hecho público por el gobierno polaco comunista, que deseaba así humillar públicamente a un miembro de la Armia Krajowa. Pilecki negó todas las acusaciones excepto la de haber pasado información a Anders. El 15 de mayo fue sentenciado a muerte, siendo ejecutado de un tiro en la nuca el 25 de mayo de 1948 en la infame prisión de Mokotów.

Pilecki fue enterrado en una tumba secreta, sin que todavía se haya dado con su paradero, probablemente en algún lugar del cementerio varsoviano de Powązki. No será hasta la caída del comunismo cuando se rehabilite su figura, otorgándosele de manera póstuma las condecoraciones Polonia Restituta (1995) y el Águila Blanca (2006), digno reconocimiento al hombre que contó al mundo toda la crueldad de la maquinaria de la muerte del III Reich en Auschwitz.

Para saber más

Pilecki, W. (2012). The Auschwitz Volunteer: Beyond Bravery. Los Ángeles: Aquila Polonica. La obra del propio Pilecki publicada en 2012 cuenta con varios textos introductorios como el del prestigioso historiador Norman Davies, los cuales sirven para contextualizar la importancia de su gesta. El libro condensa tanto el informe que redactó como algunos manuscritos posteriores que escribió sobre su estancia en Auschwitz.

Wieliczka-Szarkowa, J. (2018). Rotmistrz Pilecki. Cracovia: Wydawnictow. Este libro recoge la historia del valiente capitán de caballería polaca, recogiendo numerosos testimonios y fotografías familiares. Se trata de una biografía autorizada por los hijos del héroe, que colaboraron activamente con la autora. De momento, no existe traducción inglesa o española.

Pilecki (2015). La película documental Pilecki, estrenada en 2015, solo está disponible en polaco. Mezcla de documental y película, narra su vida añadiendo numerosos testimonios de familiares y personas que tuvieron el honor de conocerle. En este enlace podéis ver el trailer.

Si deseas citar este artículo, puedes utilizar esta fórmula:

LOZANO ALONSO, Mario. “Witold Pilecki, el héroe que desveló al mundo los horrores de Auschwitz“, en Cultura Polaca en Español (blog). Publicación: 27/01/2019. Consultado el [añadir fecha]

Yo en LalibelaSobre el autor: Mario Lozano Alonso es un historiador leonés al que le apasiona la cultura polaca, especialmente su rica historia y sus tradiciones artísticas. También puedes seguir sus investigaciones sobre Etiopía en su web reinodeaksum.com.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.