Westerplatte: la primera batalla de la II Guerra Mundial

Cabecera Westerplatte

Tras la farsa del incidente de Gleiwitz, las tropas alemanas se dispusieron para la invasión de Polonia, cuyo comienzo estaba planeado para la madrugada del 1 de septiembre. El primer objetivo de los alemanes fue la península de Westerplatte, donde una guarnición del ejército polaco estaba estacionado en la desembocadura del Vístula Muerto, en la Ciudad Libre de Danzig (Hoy Gdańsk). La heroica defensa de los apenas 210 soldados polacos que defendieron la península durante una semana frente a un ejército alemán muy superior en número (unos 3000 soldados) es, quizá, una de las grandes epopeyas de la II Guerra Mundial.

Sigue leyendo